Buscador de Libros

Cerrar

El último Abad


ISBN: 9788483654491
Fecha: 2012
Autor:
Paginas:
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: SUMA
Idioma: CASTELLANO

El último abad, de Martí Gironell (Besalú, 1971), se ha convertido, junto con Victus, de Albert Sánchez Piñol, otra novela histórica, en uno de los fenómenos editoriales del año en nuestro país. Escritor y periodista, Gironell se mueve a gusto en el mundo de los medios audiovisuales, y sin duda esta habilidad (junto con una esforzada labor de promoción en pueblos y aldeas de todo el Principado) ha favorecido la buena acogida del libro. Ya sus antecesoras, desde El puente de los judíos (Columna, 2007) a El arqueólogo (Columna, 2010), pasando por La venganza del bandolero (Columna, 2008), obtuvieron el favor del gran público y durante varias semanas estar en la lista de los libros más vendidos de ficción en catalán.

El último abad nos narra la historia de los últimos tiempos de la independencia abacial del monasterio de Sant Benet de Bages, bajo el gobierno del abad Pere Frigola. En el primer capítulo, que en realidad es el final de la historia, el abate Frigola agoniza y muere en su cama de la celda de San Benito. Con su muerte, el monasterio perderá su autonomía y pasará a depender de Montserrat, amparado por la Congregación de la Observancia de Valladolid. La Congregación, el tronco central de la orden benedictina en España, quería aprovechar el estado de decadencia económica y espiritual de muchos monasterios catalanes a lo largo del siglo XVI para hacer entrar su reforma y su influencia. Esta ambición topa con la oposición de la Claustral Tarraconense, la rama catalana de los benedictinos, con el padre Frigola al frente, que temen que esta dominación eclesiástica se convierta a la larga, también, en influencia política, ya que lo que Valladolid (y detrás el rey Felipe II) perseguía en realidad era el asalto a la Generalitat, a través de su representación en la figura de los delegados del brazo eclesiástico.

La novela, planteada ya desde el principio como un ejemplo de la resistencia del monasterio de Sant Benet al rey de Castilla, juega nuevamente la base de la resistencia catalana al enemigo castellano, que también jugaba Victus. Pero allí donde Victus sobresalía (en la caracterización de unos antihéroes de extracción baja que daban una versión alternativa a la oficial desde el pintoresquismo, desmontando mitos y mentiras de ambos bandos), El último abad se muestra tendenciosa y simplista. La caracterización de Ceballos, por otro lado, raya en algún punto la caricatura grotesca, en el sentido negativo del término. No ayuda a la riqueza de matices del relato que desde el principio se caiga en la infantil dicotomía entre buenos muy buenos y malos muy malos. Y tampoco ayuda a mantener viva la tensión del relato que en la página 70 sepamos ya que Ceballos está detrás del asesinato de Frigola y los demás abades de la Tarraconense. En literatura, el color más apreciado es el gris, en todas sus tonalidades, y Gironell del blanco al negro demasiadas veces. Demasiado deprisa.

El resto del relato es un flash-back de veintidós dos años en el tiempo para narrarnos cómo se llega a esa muerte anunciada. A lo largo de estos años asistimos a la tarea del padre Frigola, y lo vemos como un hombre recto y honesto, también severo y exigente, pero en el fondo un hombre “que confiaba en las personas” y que tiene siempre presente la máxima de la orden en todo lo que hace: ora et labora. Pero sobre todo lo que hace falta es trabajar. El autor parece que se esfuerza en demostrar los paralelismos entre la situación sociopolítica de ese final del siglo XVI y el actual. Y así, resulta difícil en algunos momentos desvincularse del presente y no entender pasajes, frases y hechos como un guiño al lector sobre situaciones de nuestra vida de cada día. Por ejemplo, en la relación Cataluña-España, a propósito de la conjura castellana y la expoliación de los monasterios catalanes ( “sí, son muy pícaros estos castellanos. Primero se han dedicado a derrumbarse los monasterios y ahora ellos mismos te dicen que si vuelos levantar el vuelo te dan la receta para rehacerlo “), en la crítica a la corrupción política (” el poder político es impuro, está dañado, irremisiblemente contaminado “), en el retrato de los intereses políticos de la Iglesia (” la política es el ejercicio del poder que busca un fin trascendente, más o menos como la religión “), o en la reflexión en torno a la necesidad de consuelo y esperanza que hay hoy en día en la sociedad (” la demanda espiritual va en aumento porque vivimos en unos tiempos difíciles, de incertidumbres “).

De igual manera, en clave actual, podemos entender también las recetas que se nos dan a estos problemas: “Tenemos que aprender a compartir, a trabajar por el bien común, por la comunidad”. Frigola nos es presentado como una inspiración, como un desvelador de conciencias, al menos entre el cenobio benedictino del Principado. De ahí que la novela se esfuerce en interpretar su nombramiento como un punto de inflexión en la tarea destructora de la independencia abacial catalana y el inicio de un enderezamiento. “Aquella amanecer marcaba la resurrección del monasterio”.

Y con este objetivo, la resurrección del monasterio ir y del orden entero, Frigola se propone emprender el ambicioso proyecto de embellecer San Benito. Proyecto que contará con la oposición, no únicamente de la Congregación de Valladolid, sino del propio pueblo, que ve como el monasterio pretende pagar todos los gastos con su dinero. Se desovilla de esta manera un segundo hilo del relato, con tantas o más posibilidades que el primero, pero que no acaba de cuajar. La relación del alcalde (en el fondo extorsionado por el abad) y su hijo (un rebelde con quien resulta mucho más fácil de congeniar que con el propio abad y sus necesidad ornamentístiques) seguramente sean del más lucido del libro, especialmente la desastrada fin de todos dos.Val decir que el fondo documental es extenso y que Martí Gironell proporciona la obra de un aparato histórico contundente: el mundo de la viña y el vino asociado a las comunidades religiosas, las propiedades de las plantas medicinales , la importancia y simbología de la gastronomía en el cenobio, la erudición de lengua latina y los retos de ingenio entre el abad y el novicio, la picaresca propia de la literatura goliárdico sobre monjas y curas, etc. Quizás se echa de menos alguna referencia a nuestro

Francesc Eiximenis entre las fuentes que consultó el autor, pero toda esta telaraña de tramas secundarias hacen el hecho y más de una vez son lo mejor del libro .Desgraciadamente, sin embargo, el corazón de la historia no late con la misma fuerza y ​​la falta de sangre en sus venas hace que a veces se nos cerramos los ojos. Además, las analogías con El nombre de la rosa, a pesar de que hemos probado de no verlas, son en algunos puntos demasiado evidentes para pasarlas por alto: un monasterio, una comunidad de monjes, varios asesinatos misteriosos, intrigas políticas y vaticanas, enamoramientos de novicios, brujería, venenos … y al final un gran incendio purificador que lo lleva todo por delante, pero que en este caso no hace bueno el dicho aquella que cita Frigola (aequo omnes Cini) ya que ni siquiera la ceniza puede igualar los dos relatos.

Y es que de esta comparación El último abad no sale bien parado. En nuestro caso la resolución carnal de las historias de amor entre monjes y plebeyas (ni más ni menos que dos!) Es precipitada y previsible y aquel deus ex machina del final de relato, con la muerte inesperada, innecesaria e inverosímil del malo de turno, el abad Ceballos (cabe decir que de manera casi idéntica a la del Bernardo Gui de Eco) algún lector lo puede entender como un auténtico atentado a su inteligencia. Por querer dar al lector lo que el lector quiere, a veces el autor no sabe darle al relato el que el relato necesita. Y de esta manera, ni el relato es redondo ni el lector puede quedar del todo satisfecho

Booktrailer del libro El Ultimo Abad de Gironell

Acerca del  autor Marti Gironell

Autor y periodista español, Martí Gironell curso estudios de Periodismo en la Universidad Pompeu Fabra,aunque amplio sus estudios en Filología Inglesa en la Universidad de Barcelona. su trabajo se ha desarrollado en el mundo de la radio principalmente Gironell ha desarrollado la mayor parte de su carrera literaria en lengua catalana,a pesar de que casi todas sus obras se traducen al español, creando verdaderos exitos de ventas en el genero de novela histórica.

Descargar el libro El Ultimo Abad de Gironell

Autor:

Formatos: PDF - ePUB

Generos:

amazon bookdepository bookdepository

Publicaciones similares