La naranja mecanica

LA NARANJA MECANICA
ISBN: 9788445078822
Fecha: 2012
Autor:
Paginas:
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: MINOTAURO
Idioma: CASTELLANO

La naranja mec√°nica de Anthony Burgess¬†es uno de esos libros de los que todo el mundo ha o√≠do hablar, pero que pocas personas han le√≠do en realidad, sobre todo, creo, porque est√° precedida por una reputaci√≥n de ultra-violencia impactante. No voy a negar aqu√≠ que el libro contiene violencia. Cuenta con largas descripciones de cr√≠menes atroces, y son descripciones v√≠vidas, llenas de emoci√≥n. (Burgess escribi√≥ m√°s tarde en su autobiograf√≠a: “Yo estaba enfermo por mi propia emoci√≥n de establecerlo.”) Sin embargo, no glorifica la violencia, ni es un libro sobre la violencia en s√≠. M√°s bien es una exploraci√≥n de la moralidad del libre albedr√≠o. De si es mejor elegir ser malo que estar condicionado para ser bueno. De la alienaci√≥n y c√≥mo lidiar con los excesos a los que tal alienaci√≥n puede conducir. Y en √ļltima instancia, de la decisi√≥n de un hombre de decir adi√≥s a todo eso. (Al menos en la versi√≥n brit√°nica, la versi√≥n americana, en la que se bas√≥ la adaptaci√≥n cinematogr√°fica de Stanley Kubrick, termina en una nota menos optimista). En resumen, es una novela de ideas que s√≥lo contiene un poco de violencia.

Es tambi√©n un logro art√≠stico y ling√ľ√≠stico. Aquellos que han visto la pel√≠cula sabr√°n que Alex (el antih√©roe) y sus droogs (amigos) hablan un lenguaje completo lleno de pr√©stamos rusos, influencias shakesperianas y b√≠blicas y argot rimado por Cockney. Inicialmente, este lenguaje nadsat era casi incomprensible para m√≠, y mi primera respuesta a √©l fue mala. Me encontr√© maldiciendo a Burgess, dici√©ndole que no era justo poner a sus lectores a trav√©s de algo as√≠. (Si quiero leer un libro incomprensible, voy a leer Finnegans Wake, muchas gracias.) Sin embargo, Burgess tiene mucho cuidado de introducir sus nuevas palabras de una manera comprensible, as√≠ que despu√©s de unas pocas p√°ginas me dio la ca√≠da del Nadsat jerga, y despu√©s de unas pocas p√°ginas m√°s que en realidad comenz√≥ a disfrutar de ella, porque soy bastante de un ling√ľista para entrar en ese tipo de cosas. Me encontr√© amando los pr√©stamos rusos, regocij√°ndome cuando reconoc√≠ un pr√©stamo alem√°n entre ellos y disfrutando de la calidad shakespeariana de los di√°logos de Alex. Termin√© el libro con un deseo urgente de aprender ruso y leer m√°s Shakespeare. Dudo que muchos lectores respondan al libro de esa manera (no todo el mundo comparte mi entusiasmo por los idiomas y cosas cl√°sicas), pero mi punto es: se acostumbrar√° a la jerga y en alg√ļn momento comenzar√° a admirarla , Porque para una cosa, Burgess es terriblemente consistente sobre ella, y para otra, suena tan bien. Quiero decir, si vas a encontrar una nueva palabra para ‘loco’ ¬Ņverdad? Porque en realidad suena loco. ¬ŅNo es cierto?

De todos modos, hay algo m√°s en The Clockwork Orange que las ideas filos√≥ficas y la pirotecnia ling√ľ√≠stica. La escritura misma es inesperadamente l√≠rica, y no s√≥lo cuando se trata de la violencia. Algunos de los pasajes m√°s hermosos del libro tratan con la m√ļsica. M√°s espec√≠ficamente, la m√ļsica cl√°sica, porque por todas sus maneras perversas, Alex tiene una pasi√≥n por la m√ļsica cl√°sica. Adora particularmente a Beethoven, una adoraci√≥n que comparto. Sal√≠ del libro pensando que podr√≠a consentir en convertirse en devotchka de Alex (mujer, esposa) simplemente porque √©l es capaz de dejarse llevar por el Noveno de Beethoven y odia tenerlo mimado por √©l. √Čl es culto, es Alex, y mientras que su cultura obviamente no es igual a la civilizaci√≥n y la bondad (un punto que √©l mismo se apresura a hacer), que le pone una muesca por encima del gamberro promedio. Es la aparente dicotom√≠a entre los gustos de Alex en el arte y su gusto por la violencia lo que lo convierte en un protagonista tan interesante y que le mantiene siguiendo sus haza√Īas a su conclusi√≥n no totalmente cre√≠ble (pero buena).

En pocas palabras,La naranja mecánica es un excelente libro Рun poco difícil al principio, pero emocionante e interesante y lleno de estilo e ideas. No muchos libros pueden reclamar tanto.

Booktrailer del libro la Naranja Mecánica de Anthony Burgess

Acerca del autor Anthony Burgess

Anthony Burgess fue un novelista, cr√≠tico y compositor brit√°nico. Tambi√©n fue libretista, poeta, dramaturgo, guionista, ensayista, escritor de viajes, locutor, traductor, ling√ľista y educador. Nacido en Manchester, vivi√≥ durante largos periodos en el sudeste asi√°tico, Estados Unidos y Europa mediterr√°nea, as√≠ como en Inglaterra. Su ficci√≥n incluye la trilog√≠a malaya (The Long Day Wanes) en los √ļltimos d√≠as del imperio brit√°nico en el Este; El cuarteto Enderby de novelas sobre un poeta y su musa; Nada como el Sol, una recreaci√≥n de la vida amorosa de Shakespeare; Una naranja mec√°nica, una exploraci√≥n de la naturaleza del mal; Y las Potencias Terrenas, una saga panor√°mica del siglo XX. Public√≥ estudios de Joyce, Hemingway, Shakespeare y Lawrence, y produjo los tratados sobre ling√ľ√≠stica Language Made Plain y A Mouthful of Air, y fue un periodista prol√≠fico, escribiendo en varios idiomas. Tradujo y adapt√≥ a Cyrano de Bergerac, a Edipo el Rey, ya Carmen para el escenario; Jes√ļs con gui√≥n de Nazaret y Mois√©s, el Legislador para la pantalla; Invent√≥ el lenguaje prehist√≥rico que se habla en Quest for Fire; Y compuso el Sinfoni Melayu, la Sinfon√≠a (No. 3) en C, y la √≥pera Blooms de Dubl√≠n.

Descargar el libro La naranja mecánica de Anthony Burgess

amazon bookdepository